Aprendizaje ubicuo y formación continua

Aprendizaje ubicuo y formación continua

El aprendizaje ubicuo es aquel que se da en cualquier lugar: centros formativos, talleres, trabajo, cafetería… que, consecuentemente, se puede dar en en cualquier momento. La ubicuidad supone una especial capacidad para la flexibilidad y la adaptación a contextos diversos y en constante movimiento. Las nuevas tecnologías y, en especial, los dispositivos móviles fomentan sobremanera este aprendizaje.

La educación ha evolucionado al tiempo que ha integrado los avances tecnológicos. Los medios disponibles, tanto para el profesor como para el alumno, no tienen nada que ver con los existentes hace unos años y ello se ha de ver reflejado, pues, en la metodología educativa. En la actualidad, el profesor no se puede limitar a exponer un temario al que el alumno ha podido tener acceso con un simple clic en Internet, no puede ser un mero transmisor de conocimientos. Necesariamente, el rol del profesor ha de variar y ello supone un esfuerzo suplementario en la preparación de las unidades didácticas, las cuales, forzosamente, se habrán de aplicar bajo un prisma eminentemente práctico. Además, tenemos que considerar que el alumno crea conocimiento al añadir, al proceso de aprendizaje, su propia experiencia. El formador ha de enseñar a aprender, a adquirir habilidades autónomas que permitan aprender de otros y a lo largo de la vida, que fomenten el desarrollo personal y profesional. Ya lo está haciendo cuando introduce en sus acciones formativas blogs, wikis, Slideshare, Skype, podcasts, software social, mundos virtuales… pero ha de ir más allá ligando creación a docencia, para que el alumno abandone su individualidad y desarrolle un espíritu crítico y colaborativo.

Las tecnologías no van a desaparecer”, comentaba  Nicholas Burbules, en una entrevista en la que exponía su trabajo relacionados con este paradigma del aprendizaje ubicuo.

El papel del docente actual consiste, más que nunca, en aprender habilidades y competencias en TIC, que le llevarán a tomar las mejores decisiones sobre las tecnologías que aplicará en el proceso de enseñanza. Pero, ¿no es el papel de cualquier trabajador, sea cual sea su área, precisamente el de conocer las nuevas tecnologías y las innovaciones aplicables a su entorno de trabajo? Sólo de este modo podrá ser eficaz y altamente competitivo, sólo así podrá mantenerse en un mercado altamente evolutivo.

El proceso educativo debería conllevar, en sí, la pasión por la formación continua, por el aprendizaje a lo largo de la vida. Pero si éste no se nos ha inculcado no es tarde para que nos demos cuenta de que existen múltiples posibilidades formativas que nos van a ayudar a sobrevivir en un mundo en constante cambio.

Nieves Chaveli Donet
Coordinadora de formación en Grupo CONFORSA

Esta entrada fue publicada en Formación y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Aprendizaje ubicuo y formación continua

  1. Luis dice:

    Hace tiempo que están cambiando las formas de impartir formación, los alumnos ya no son meros espectadores los cuales se limitan a recibir los conocimientos de su interlocutor, sino que forman parte de la formación interactuando con su locutor e incluso aportando valor a la temática que se está estudiando.

  2. Silvia dice:

    “Los docentes deben enseñar a los estudiantes a valerse de las tecnologías, aprender a usarlas, a seleccionar la más apropiada a la necesidad concreta, aplicarlas en situaciones que lo requieran y enseñar a buscar, valorar, seleccionar, procesar, organizar, asimilar y poder recordar esta información, y por otra, enseñar valiéndose de estas mismas tecnologías para presentar mejor los contenidos y establecer otras vias de comunicación con los estudiantes y de estos entre sí” García Aretio
    Creo que si esto se pone en práctica se adquieren unas habilidades que nos serán de utilidad a lo largo de nuestra vida personal y profesional.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>