¿Cómo usamos las redes sociales?

Responsive Design: El futuro del diseño para internet

Las redes sociales son estructuras sociales compuestas de grupos de personas, las cuales están conectadas por uno o varios tipos de relaciones, tales como amistad, parentesco, intereses comunes o que comparten conocimientos (familia, amigos, compañeros de trabajo, entornos sociales en los que compartimos una determinada afición…).

Pero ¿cómo usamos las redes sociales? En general las redes sociales están integradas o bien por personas particulares o por empresas, y el uso que se hace y el fin pretendido varía mucho dependiendo del perfil del usuario.

Comencemos por las empresas. Este grupo de usuarios cada vez más amplio utiliza las redes sociales con el fin último de mejorar su negocio ya que las redes sociales pueden ofrecer muchas oportunidades y beneficios.

Las redes sociales permiten a las organizaciones estar conectados con el amplio público que las utiliza; son fáciles de usar y rápidas de actualizar, y permiten interactuar con los visitantes con el fin de conseguir más participación, resolver problemas, clientes potenciales y conversiones. Están abiertas a todos, independientemente del tamaño y presupuesto de la empresa, y es posible obtener una audiencia muy variada con independencia de la ubicación geográfica. Además algo muy importante, proporcionan estadísticas para todos los que visitan y miran los mensajes, lo que proporciona información valiosa sobre tus acciones en las mismas.

Por todo esto, y en mi opinión, porque “todo el mundo” participa en alguna red social, es decir, por reputación “si todos están yo tengo que estar”, las redes sociales en las empresas se han convertido en una parte más de las mismas. Qué bien gestionadas pueden añadir valor a los negocios, pero que si el uso no es el adecuado, también pueden hacernos perder el tiempo o incluso peor, trasmitir una imagen negativa.

Por otro lado se encuentra la gran masa de las redes, los usuarios particulares, que utilizan las redes sociales de forma muy variada y que es mucho más difícil determinar el objetivo que les lleva a abrirse un perfil en una u otra red social.

Pongamos un usuario de ejemplo, con un perfil en Facebook, con unos 160 amigos (hemos de saber que Facebook no nos enseña todo lo que publican nuestros amigos o empresas que nos gustan, sino lo que ellos consideran que nos puede gustar en función de nuestra interactividad en la red y la de nuestros amigos, siempre pensando en su rentabilidad). Una cuenta en Twitter con la que sigue a otras 213 cuentas (imaginaros los cientos de twitts al día que le pueden llegar y no de usuarios como él, sino de las cuentas de profesionales, empresas, etc., que sigue y que tienen como objetivo publicar no menos de 5 twitts al día). Su perfil en Google+, porque como tiene una cuenta de Gmail se le ha creado por defecto y que al comenzar a “trastear” consiguió 15 personas en sus círculos (ahora entra de vez en cuando, porque parece que las empresas y profesionales se están animando en esta red ya que por lo menos ayuda a posicionar). Y por su puesto su cuenta de LinkedIn donde tiene su currículum y sus 168 contactos profesionales, aunque no conozca a la mayoría de ellos. Este usuario además está pensando abrir una cuenta en Pinterest.

¿Cómo una persona puede gestionar esta cantidad de contactos e información?, la verdad no tengo ni idea…

Y tú ¿Cómo usas las redes sociales?

Ignacio Cuesta Márquez
Responsable del área de diseño en Grupo CONFORSA

Esta entrada fue publicada en Tecnología y aplicaciones y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>